• Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • esp
  • cat

    Ref:151785 - Termometro clinico sin mercurio - aposan

    Termometro clinico sin mercurio - aposan
    Ref151785
    Disponible:7 unidades
    Categoría:Termómetro
    CompraPVP
    1 uds5,95€ /ud

    DESCRIPCIÓN DEL PRODUCTO Termometro Clinico Sin Mercurio - Aposan.

    ACCIÓN Y DESCRIPCIÓN

    Termómetro con galio. Rango de medición mínima: de 35,5º C a 42.0 °C Resolución: 0,1ºC Precisión de medición: -0,1°C/-0,15°C Condiciones de empleo: Temperatura: de -15 °C a 42ºC Condiciones de almacenamiento: Temperatura: de -15 °C a 42 °C Uso prescrito: Termómetro médico de vidrio y líquido para tomar la temperatura corporal. Termómetro de máxima con señalización analógica de galinstan. Garantía de calidad: La producción y comprobación del termómetro se realiza según los resquisitos: - de la directiva UE 93/42/CEE relativa a productos sanitarios y - la EN 12470-1 relativa a termómetros médicos, parte 1: termómetros de vidrio de dilatación líquido metálico y dispositivo de máxima. Marcado CE. ON: 0197. Clase I, no estéril.

    MODO DE EMPLEO

    1. Antes de comenzar la medición asegúrese que el valor indicado en la columna azul sea menor a 36ºC. 2. Limpie el termómetro de vidrio antes y después de su empleo. PO, favor, observe para ello las indicaciones relativas a la limpieza y desinfección descritas abajo. 3. Coloque el termómetro en el cuerpo según sea el tipo de medición (axilar, rectal u oral). 4. Tras un periodo de espera mínimo de 4 minutos el termómetro médico habrá registrado la temperatura corporal. El líquido de medición contenido en el capilar de medición del termómetro muestra la temperatura corporal registrada en la escala de temperatura. La lectura de la temperatura puede facilitarse girando el termómetro a ambos lados. 5. Después de la medición, el líquido indicador debe regresar a menos de 36ºC. Para tal fin, introduzca el termómetro en el soporte correspondiente presente en el estuche, asegurándose de empujarlo bien hasta d fondo, haciendo pasar la sonda a través del respectivo orificio. Sucesivamente, empuñe d soporte y realice movimientos veloces y rítmicos para hacer que el líquido quede por debajo de la primera marca numerada. Al concluir la operación, retraiga cuidadosamente el termómetro al centro del soporte y asegúrese de que la sonda quede completamente dentro de este para evitar roturas accidentales. Se recomienda, además, prestar atención al manipular el termómetro mientras se encuentra en su estuche, a que la sonda no quede expuesta. Desinfectar siempre el termómetro antes y después del uso. En los hospitales la desinfección debe estar a cargo exclusivamente de personal experto.